excusas-deudores-segestion

Después de veinticinco años de reclamar impagados hay dos cosas que he aprendido: una es la de no confiar jamás en nadie que deba dinero. Puede que pague o que no pague, aún así cualquier promesa, juramento o acuerdo para pagar siempre debe ser puesto en cuarentena hasta ver el resultado final. Sólo entonces podremos valorar el cumplimiento de lo acordado. La otra es que un deudor es el ser al que le persiguen todas las fatalidades posibles y probables dentro del ámbito de la salud. Y de esto vamos a hablar.

En efecto, podemos comprobar cómo, en temas de enfermedad, el deudor es muy delicado. Deben tener el sistema inmunológico muy bajo. Así vemos como las más terribles y atroces enfermedades les persiguen sin tregua. Esto lo he comprobado ya que he recibido partes, informes médicos y fotografías en donde se podía ver al deudor con muletas o silla de ruedas. (Hace unos años me mandaron una foto en la cual se veía a una persona en silla de ruedas. La verdad es que yo ignoro quién era el personaje, aunque la carta que acompañaba dicho documento decía que era el deudor).

También he recibido infinidad de informes médicos dónde se explicaban las terribles operaciones a las que se había sometido el deudor. A modo de ejemplo cito: intervención de hernia inguinal, apendicitis, próstata, disco óseo en la espalda (zona dorsal), cataratas… y así un montón más. En algunos de los informes que me mandaban, el deudor, procuraba que se viera claramente que debía hacer reposo durante un tiempo…

Capítulo aparte señalo las depresiones (todo buen deudor tiene derecho a tenerla) y los intentos de suicidios (debo decir que una vez, la mujer del deudor me llamó para confirmar que su marido se había suicidado. Yo mismo lo comprobé mediante la lectura del periódico local donde hacía mención de tal fatal suceso). No es que desconfíe, si no que me gusta comprobarlo.

Y llegados a este punto, mi respuesta al deudor siempre era la misma. Les significaba que en el actual Código de Comercio no había visto ningún artículo que dijera: “En caso de enfermedad o intervención quirúrgica el deudor queda eximido de su obligación de pago e, incluso, a que le sea reclamada cualquier deuda”. Esto no aparece en ningún artículo, y la pretensión del deudor es la de chantajear por la vía de la emotividad debido a su enfermedad y que le dejes tranquilo. Si por un motivo de salud la gente dejara de pagar, todo el país quedaría paralizado y esto no es así, la gente se enferma pero las empresas siguen su camino.

Una cosa curiosa que también aparece como recurrente es en una empresa donde trabajan varias personas, la contabilidad la lleva siempre el enfermo. Es decir, hasta que no se restablezca no se paga a nadie. ¿Cuánto puede durar la enfermedad? Pues la respuesta es difícil (si la deuda es muy grande puede durar mucho). Esto es perverso ya que las empresas deben seguir con sus actividades. Entre ellas están la de cobrar a sus clientes y pagar a los acreedores. ¿Se les perdona a los clientes un pago porque quién tiene que cobrar está enfermo? Yo creo que no, pienso que se les cobra. Pues a la inversa debe ser igual: hay que pagar.

El chantaje emocional es una de las excusas mas empleadas cuando se reclama. Un buen profesional no debe ceder a esta presión. Reconozco que hay situaciones que a veces pueden ser difíciles de evaluar. Tal es el caso de un deudor de 64 años que tiene una tienda de corbatas y su mujer te manda un informe médico donde se ve claramente que tiene un cáncer terminal. En estos casos hay que consensuar con nuestro cliente las acciones a seguir. También somos humanos.

Quiero dejar para más adelante las excusas que no son derivadas de la salud. Me refiero a inundaciones, atracos, incendios, obras en la calle, etc… Próximamente.

 

Enric Mañe
ENRIC MAÑE ha sido responsable del Departamento de Impagados durante catorce años. Profesor de la UOC. Actualmente imparte conferencias sobre impagados y presta asesoramiento a las empresas en cuanto a la prevención de la morosidad. Articulista en diferentes medios. El próximo año 2016 cumplirá 25 años en el Grupo Segestion.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies