cobro-empresas-impagados

El cobro en empresas de impagados: empresas carnavalescas vs empresas profesionales

Hace tiempo apareció en la prensa la siguiente noticia: Cuatro cobradores de morosos han sido detenidos en Barcelona por haber secuestrado y lesionado de palabra y obra a un deudor, al que habían citado en sus oficinas para negociar un impagado. La empresa, denominada Kpital Group, con más de 20 años en el mercado, según su página web, con presencia en toda España y que, además, en la misma página indica que “la pela es la pela” y que para colmo también resalta como propaganda comercial la siguiente frase: Confiar en Kpital Group es asegurarse, ante todo, seriedad“. Explicaba la noticia de prensa que esta empresa de cobro de impagados fue contratada por un acreedor al cual le debían 40.000 euros.

Segestion, como Gabinete Jurídico Empresarial, con presencia en España y Portugal y colaboradores en toda Europa, y con más de 30 años en el mercado siendo, actualmente, la empresa líder en el cobro de impagados, no puede estar de acuerdo con estas prácticas. Es más, se siente francamente molesta ante este tipo de noticias ya que, de forma indirecta y por asociación de ideas las personas tienen tendencia a asimilar que para cobrar impagados / deudas solo valen o se emplean estos sistemas de cobro.

Nada más lejos de la realidad. Una vez más hemos de salir en defensa de las empresas / despachos serios del sector dedicados al tema de los impagados. Aunque, realmente, no tendríamos porqué sentirnos aludidos ya que Segestion no es una empresa exclusivamente de cobros, ni se dedica únicamente a este fin. Segestion es una empresa dedicada a dar soporte y tutela a la pequeña y mediana empresa. Dentro de los servicios que presta a sus clientes se encuentra el cobro de impagados pero mediante sistemas que nada tienen que ver con los descritos al principio.

Las diferencias en cobro de impagados

De entrada Segestion no tiene cobradores sino gestores de cobro. Estos, la mayoría con estudios superiores o con largos años de experiencia, antes de llevar su propia cartera de gestión de impagados, son formados durante el tiempo necesario para que puedan actuar con propia soltura, siendo tutelados durante este periodo por el Responsable de Formación. El tiempo varía según sean las características del propio gestor y su habilidad pero, como mínimo, dura de dos a tres meses. Una de las filosofías que se les inculca desde el primer día a los futuros gestores es la del respeto total hacia el deudor, y por respeto se entiende la imposibilidad de insultar, vejar, coaccionar, afear o amenazar físicamente a la persona. Todos los gestores conocen esta máxima de obligado cumplimiento. La no aplicación de esta norma obligaría a la apertura de un expediente disciplinario y, si procede, el despido. Debemos decir con voz bien alta que en los 30 años de estar en el mercado nunca se ha despedido a ningún gestor por este motivo.

Esto es lo que nos diferencia con las consideradas empresas como “casa de cobros” con las cuales no nos sentimos vinculadas gremialmente ni formalmente. Allá cada cual con su manera de actuar.

Recuerdo que vi en Google un anuncio que decía textualmente:

– “Si quiere cobrar sus impagados le garantizamos que tanto Vd. como el deudor cobrarán. Llámeme…“, y añadía un número de móvil.

Es aquí donde desde Segestion nos preguntamos:

¿Cómo puede confiar un empresario sus impagados a un número de móvil que, además, indica que los métodos pueden ser dudosos? Pues sí.

Pero la cosa no queda ahí.

Las principales empresas consideradas carnavalescas

Una de las empresas consideradas como casa de cobro más conocidas es El Cobrador del Frac, los cuales presumen de visitar a los deudores con sus vehículos rotulados. Siempre van en pareja y, parece ser que emplean el abuso en sus relaciones con los deudores, a tenor de la gran cantidad de demandas que frecuentemente se les interpone. Curiosamente, este nombre, como tal, no fue registrado hasta el año 2007 ya que, hasta entonces, funcionaba con un conglomerado de 44 sociedades conectadas. La fama que ha alcanzado hace que algunos clientes, deslumbrados por la puesta en escena de la que alardean, se sientan atraídos y les encarguen sus deudas de impagados. No entramos a valorar si recuperan mucho o poco, no nos interesa. Simplemente no aprobamos sus métodos y con esto nos basta. Pero hay muchas empresas más que se lucran con prácticas que a nuestro parecer son inadmisibles.

En efecto, tenemos al Payaso Cobrador, los cuales se anuncian diciendo: “Somos una mosca cojonera“. Sin palabras. Estos utilizan disfraz, coches rotulados y, por si fuera poco utilizan la megafonía para anunciar las deudas del moroso, ¡de charlotada! También aparece El Zorro Cobrador, este va más allá y se publicita diciendo que cobra… “a través del ridículo y la vergüenza”. Les convendría leerse el Articulo 14 de la Constitución Española que se refiere al derecho, al honor y a la intimidad. También hay Las Hermanas del Cobro, que visitan a los deudores con ánimo de ridiculizar. La Hermandad del Cobro, El Profesional del Cobro y El Monasterio del Cobro. Curiosamente, estos últimos se indican en sus métodos que “efectúan seguimiento las 24 horas por un grupo de 3, 4 o 5 monjes (sic) hasta alcanzar el deterioro moral del deudor”. No olvidamos al Torero del Moroso, al Buda del Moroso y a la Sombra del Moroso, que en el año 2001, 2 cobradores agredieron a un deudor y le obligaron a firmar una Letra de Cambio de 18.000 euros y a entregar en prenda las llaves de su automóvil.

Como hemos visto, estas empresas son unas hermanitas de la caridad. No se pueden dar por válidos sus sistemas ya que están basados en avergonzar o hacer público escarnio de los deudores y su circunstancia.

Lo que nos preguntamos referente a todo lo anterior

¿Qué grado de confianza puede inspirar a un empresario que contrata los servicios de una empresa fantasma que se anuncia sólo con un móvil? ¿Cómo se permite que individuos disfrazados de los más variopintos oficios puedan amedrentar, coaccionar y asustar como táctica en el noble arte del recobro? Parece más bien que, lejos de intentar una negociación con el deudor se vaya directamente a la provocación por la vía rápida con ánimo de menoscabar la integridad del que debe. ¿El cliente conoce a quien le va a hacer el “trabajo”? ¿Cómo se arriesga a verse envuelto en posibles acciones en su contra por mala actuación de estos personajes? .El grado de profesionalidad de este tipo de pseudoempresas hace pensar en muchas cosas… ¿le liquidarán a su cliente la cantidad recuperada?, ¿Qué garantías tiene de que la liquidación sea con factura y su IVA?, ¿A quién reclama si nadie le informa de cómo están sus casos?, ¿Hay alguien que se haga responsable y dé la cara?, ¿Dónde están las oficinas/despacho/gabinete/local?, ¿Están legalmente constituidos?

Es por ello que como final, desde Segestion ponemos por delante la máxima seriedad a la hora de reclamar los impagados. No todo el mundo que debe es moroso, ni mucho menos. A veces, circunstancias externas han propiciado que este empresario, por culpa de terceros, (a veces el Estado) se haya ido a la ruina por no haber podido cobrar las deudas de sus clientes, pasando a engrosar la lista de morosos ante sus acreedores. Creemos que todo lo que engloba la gestión de impagados se debe tratar con mucha profesionalidad, así que ofrecemos los mejores servicios para nuestros clientes, y a su vez comodidades para que estos dispongan de un seguimiento completo en la gestión de sus cobros de impagados.

Repasado lo anterior vemos los peligros que se corren al contratar estos servicios “especiales de cobro de impagados” todo ello conlleva una serie de riesgos que, con dos dedos de frente, nadie debería ni tan solo contactar. Las posibilidades de verse envueltos en problemas innecesarios, hace que no podamos admitir el intrusismo que tanto ha proliferado de un tiempo a esta parte. De hecho la gran mayoría de estas empresas se crean, destrozan y desaparecen tal y como han sido creadas. Es por algo que Segestion está en el mercado desde hace 30 años.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies